Tengo el blog muy abandonado

Entono el mea culpa ya que realmente no tengo ninguna excusa de pero por la cuál no he actualizado el blog últimamente (y no será por que Sandra no me de ideas sobre qué escribir). Simplemente, no me apetece mucho escribir últimamente.

He pasado ya el ecuador de la tesis del máster, por lo que empiezo a estar algo (solo un poquito más) agobiado por cómo acabará, los análisis que me quedan por hacer pero sobre todo, por el qué hacer después.

A finales de este mes tengo un curso intensivo sobre microsensores, con gente venida desde todo el mundo, que aunque está pensado para PhD y jóvenes Post-doc, tuve la suerte de ser admitido, supongo que por mi currículum y por el tema en el que trabajo actualmente. En ese curso voy a trabajar con gente que en su campo son lo más grande, ya que desarrollaron técnicas que cambiaron radicalmente la biogeoquímica, y además conoceré gente de sitios muy diferente (me hace ilusión sobre todo la gente de Singapur). Y lo mejor es que el curso es en un centro de vacaciones danés, con spa, piscinas climatizadas (con toboganes!) y demás, así que creo que a parte de aprender, será una estancia bonita.

Ya tengo claro lo que quiero hacer, y es investigar en Biogeoquímica a poder ser (si no, en Edafología), a medio camino entre la biología molecular y la ambiental, con mucha química inorgánica por medio. Estamos intentando conseguir los fondos para poder quedarme aqui (alrededor de 350000 € necesitamos para crear la plaza de doctorado, de donde saldrá mi sueldo, gastos de investigación, viajes y demás), pero empiezo a echar vistazos a otros sitios que tengan departamentos de esto majos, en Holanda y Alemania (aunque los sueldos alemanes sean un poco cacosos, la verdad, pero bueno).

A nivel social, poco. Nuestra vida últimamente se basa en casa-universidad-casa y vuelta a empezar, ya que poco tiempo libre nos queda, si bien es cierto que sarna con gusto no pica. Sin embargo, empezamos a notar el desgaste de este ritmo y ya estamos mirar de hacer algún pequeño (pequeñísimo) parón en Julio, que aqui todo el mundo se va de vacaciones y va a ser un coñazo estar solo por el laboratorio. Berlín nos tira mucho, ya que es bastante barato desde Copenhague. A ver cómo sale el plan.

También miramos de ir a España a principios de Octubre, unos 10 días, justo después de entregar la tesis, y antes de leerla, ya que asumimos que para aquella vamos a estar exhaustos. Además, por haber hecho el Máster aqui, tenemos derecho a pedir el paro justo al acabar (además de que a mi me corresponden unos 17 días de vacaciones pagadas de lo que trabajé el último año), por lo que no se nos permitiría abandonar el país (se supone que estaríamos buscando trabajo, no de vacaciones). Además, si tuviésemos la suerte de empezar el PhD justo al acabar, no tendríamos vacaciones de Navidad (bueno, no pagadas, al menos), por lo que tendríamos que aprovechar en Octubre.

Esperemos que el verano venga bueno y podamos hacer barbacoas en la terraza-jardín, aunque este año aún no hemos podido hacer nada, tanto por falta de tiempo como por la adversidad del tiempo atmosférico -véase viento porculero durante todo el día. Cruzo los dedos para tener una temporada de barbacoa que me llene de orgullo y satisfacción y carne.

Ale, daos por actualizados.

La manía de las trilogías, cuadrilogías, quintologías…

D

Siempre han existido libros cuya historia hubiese sido imposible de confinar en un solo tomo, como puede ser El Señor de los Anillos. Sin embargo, cada vez más, veo que las historias se conciben directamente para sacara al menos tres libros, crear una saga, y ale, a vivir. Lo peor es que cuando se alarga de este modo una historia, hay que rellenar la acción con tramas secundarias, personajes nuevos y situaciones que, en la mayoría de los casos, entorpecen la lectura y hacen que el lector acabe perdiendo interés en la historia.

Un ejemplo de ello sería la que va a ser una sietelogía: Canción de Hielo y Fuego (A Song of Ice and Fire, the George R.R. Martin), cuyo primer tomo es Juego de Tronos. Pues bien, actualmente hay 5 libros publicados, y todos cruzamos los dedos para que el autor no se muera antes de acabar los dos libros que faltan. No me parecería mal que vayan a ser 7 libros de no ser porque la calidad decayó hasta límites casi ridículos durante la tercera y cuarta entrega (especialmente esta última), donde en en más de una ocasión pensé en dejar de leerla.

En el cine pasa lo mismo. Películas entretenidas que acaban dando lugar a secuelas infames, que no llegan ni a entretener al más descerebrado de los espectadores (yo) en una lluviosa tarde de invierno. Ejemplos de esto hay miles: las secuelas de Piratas del Caribe, a cada cual peor, o Matrix, cuya primera entrega puede considerarse una obra maestra en su género, y que parió dos secuelas por las que alguien debería ir a la cárcel.

Y el problema de todo esto es que hoy por hoy es difícil ponerse a leer un libro sin tener que hipotecar tu tiempo a largo plazo. Reconozco que soy un poco obsesivo cuando leo, y que si empiezo con un libro que pertenece a una saga, hasta que acabo todos los libros de la serie no lo dejo. Ahora mismo estoy con el segundo libro de la saga Millenium, y aunque me está gustando bastante, no dejo de estar chichado por toda esta moda de las sagas literarias/cinematográficas.

Y ojo, que yo no soy de los de “segundas partes nunca fueron buenas”, ya que hay películas cuyas secuelas me gustaron mucho más que sus predecesoras, como Las crónicas de Riddick me gustó más de Pitchblack, o La Jungla de Cristal 3, que me parece la mejor de las 4 que hay.

Y con esto dejo mi zona de desahogo personal por hoy. Espero que os unáis conmigo en el odio común a las equislogías!

Cómo identificar el metal que escuchas [viñeta de la semana]

La justicia española [viñeta de la semana]

La justicia en España ha fracasado, y va a costar mucho que la gente de a pie vuelva a confiar en el poder judicial, en un país donde los corruptos se van de rositas, y se juzga al juez.

Y de bonus, un vídeo de la tercera película de la trilogía nueva de Star Wars, muy relacionada con la situación de la justicia en España.

Brahmaea certhia, una oruga salida de tus peores pesadillas

Aunque mi especialidad como biólogo queda muy lejos de todo lo relacionado con plantas y animales, he de reconocer que siempre he sido un fascinado de los documentales de vida salvaje y exótica. Nunca deja de sorprenderme la variedad de especies que hay ahi fuera. En el caso de hoy me gustaría presentaros a Brahmaea certhia, una especie de polilla de la zona Este del continente Euroasiático (Este de Rusia, China y la península de Corea).

Como salida de una película de miedo, la oruga de esta polilla recuerda a una mezcla entre Venom, el malo de Spiderman, y Alien. Pese a su apariencia, son totalmente inofensivas y herbívoras. Al cabo de unas semanas, después de perder esos apéndices terroríficos y si las condiciones son las idóneas, entran en fase de metamorfosis y dan lugar a una polilla como la de la siguiente imagen:

He incluso encontrado foros y páginas en internet donde se detalla cómo criarlas en cautividad, que tiene que ser cuanto menos curioso de observar. Como curiosidad decir que a la polilla se la llama Owl Moth (Polilla Búho), supongo que por el patrón y color de sus alas, que recuerda al ave rapaz.

No he encontrado mucha más información útil sobre este animal, pero me parecieron tan curiosas las fotos que me apetecía escribir sobre él. Las dos últimas fotos pertenecen a Josef Hlasek, y la primera a Igor Siwanowicz. Espero que os guste.

Economía y mercado [viñeta de la semana]

Cómo conseguir 4,5 Gigas adicionales en Dropbox

Ayer me enteré de que Dropbox estaba regalando espacio adicional a cambio de probar una nueva funcionalidad que están desarrollando. La nueva característica es que podemos escoger, cada vez que conectemos nuestra cámara de fotos o móvil, que Dropbox importe las fotos y las guarde en nuestra cuenta, de forma automática. Por ello, Dropbox nos regala 500 mb adicionales por cada 500 mb de fotos (que después se pueden borrar), más 500 mb de regalo con los primeros 500 mb subidos.

darkpollo /Free Photos

Para ellos, solamente hay que actualizar nuestro Dropbox a una versión de prueba que se puede descargar aqui para Windows, Mac y Linux (32 y 64 bits).

Una vez instalada la nueva versión, cada vez que conectemos una cámara, móvil o pendrive con fotos, aparecerá una ventanita preguntando si queremos importar las fotos. Y ya sabéis, por cada 500 mb de fotos que suba, tu cuenta de Dropbox recibe 500 mb para siempre, además de 500 mb de regalo por los primeros 500 mb subidos.

¿A qué esperas para probarlo? Si alguien quiere una invitación para Dropbox, que deje su dirección en los comentarios.